En: Desinfección0
técnico de laboratorio realizando analíticas

Durante los últimos 6 meses, en el Hospital General atendido por ACTUALIA se han ido sobreviniendo varios positivos por legionella en los sistemas de agua sanitaria (caliente y fría). Consecuentemente, ACTUALIA fue contratada para hacer un estudio y diagnosis de la problemática del Hospital, ya que la presente empresa que llevaba los servicios de desinfección no erradicaba los positivos. Ésta venía aplicando Protocolos C, mediante tratamientos de desinfección con hipoclorito a 5ppm.

En primera instancia, ACTUALIA basándose en la normativa de legionella realiza analíticas de los sistemas de agua fría de consumo y agua caliente sanitaria obteniendo positivos. También determina qué instalación es  de alto riesgo a partir de una herramienta informática diseñada por el equipo de I+D. Posteriormente, se proponen una serie de medidas preventivas para minimizar los riesgos de la instalación y erradicar el brote lo antes posible.

Por tanto, ACTUALIA en colaboración con los servicios técnicos de mantenimiento del Hospital y medicina preventiva desarrollan un protocolo de trabajo específico para la limpieza y desinfección para los sistemas de agua fría y agua caliente sanitaria. La labor de limpieza se complica al no permitir hacer parada técnica, por lo que se debe de coordinar perfectamente las operaciones de limpieza y desinfección, pero la experiencia de ACTUALIA permite que la actividad se desarrolle con éxito.

Las instalaciones a supervisar son un depósito de agua dura de 90m3, uno de agua descalcificada de 90m3, de agua de osmosis de 20m3 y depósitos acumuladores de agua caliente. Los acumuladores son de 20m3 cada uno. Llegado este caso, ACTUALIA decide realizar la desinfección mediante hipercloración dado que el choque térmico es inviable ya que los acumuladores no alcanza los 70ºC en los terminales.

La operativa pone en marcha la limpieza de los depósitos, efectuado por un equipo de tres personas durante tres días. El otro equipo de limpieza formado por tres operarios tarda cuatro días en realizar las limpiezas de los acumuladores. La hipercloración posterior la desarrollan dos equipos de once personas que se dividen en las dos alas del hospital, haciendo la apertura de terminales. Dentro de  cada equipo hay un jefe de servicios de ACTUALIA, el cual se encarga de coordinar la apertura de grifos y tomar las mediciones en los puntos terminales, comprobando que se alcanzan los niveles deseados de cloro.

Aunque la llegada del nivel de cloro a los terminales se consigue en los 45 primeros minutos, aparecen problemas en el enjuague de la red, dada las dimensiones del centro.

Aparece otra problemática, pues el 18% de los terminales de agua caliente sanitaria muestran restos de óxido en el agua de la desinfección. El hecho indica que la instalación tiene graves problemas de corrosión que deben ser subsanados. ACTUALIA en ese mismo instante lo pone en conocimiento a los servicios de mantenimiento del Hospital y a medicina preventiva.

Otra dificultad que sortear es el alto nivel de corrosión en el interior de los acumuladores de agua caliente. Entonces, se aplica el mismo protocolo de comunicado a dirección del centro y se proponen las medidas correctoras para subsanar el problema.

Una vez culminadas las operaciones de limpieza y desinfección, se elabora un informe técnico de la aplicación de protocolo, valorando las incidencias encontradas y arrojando la problemática que nos encontramos. Medicina preventiva del Hospital se hace cargo de las deficiencias de su instalación y se compromete a subsanarlas en un breve periodo de tiempo.

A las dos semanas se aprueban por dirección los presupuestos de cambio de los acumuladores del centro y la empresa contratada los instala sin mayor problema.

ACTUALIA en su informe post tratamiento también detecta una serie de ramales ciegos que pueden ser el causante de las aguas rojas y de los focos puntuales de legionella. Estas tuberías se cambian también.

 

Evaluación del tratamiento de legionella de Actualia

A los 16 días después de estos cambios y de comprobar que los acumuladores instalados alcanzan la temperatura deseada y funcionan correctamente, se pasa a tomar las muestras en los puntos terminales más alejados de agua caliente sanitaria y en su retorno para llevar al laboratorio. Se toman muestras en los puntos terminales más alejados de agua caliente sanitaria y en el retorno; también se controla el agua fría de consumo humano. A los 15 días se recibe el resultado desde el laboratorio: negativo en todas las muestras enviadas y éxito absoluto de los procedimientos y del buen hacer del grupo ACTUALIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...