La clasificación de empresas es un requisito fundamental en determinados contratos públicos de gran envergadura económica. La clasificación, supone el reconocimiento de la capacidad de ACTUALIA para llevar a cabo contratos que de alguna manera son más importantes por su dimensión económica, por lo que la exigencia de clasificación es, para las entidades públicas, una especie de «seguro» de idoneidad a la hora de escoger a la empresa adjudicataria.

La clasificación de las empresas se realiza en función de la actividad de la empresa y los servicios que presta y de su solvencia, medida con arreglo a una serie de criterios establecidos.

Las empresas son clasificadas en grupos y subgrupos de actividades (objeto de los contratos), otorgando a cada subgrupo concedido una categoría, las cuales representan el límite superior del importe de los contratos a los que pueden concurrir. Lo que significa que, dependiendo de la categoría adjudicada, la empresa clasificada podrá optar a unos u otros contratos por razón de su objeto y cuantía económica de los mismos.

ACTUALIA, recientemente ha conseguido la mayor clasificación en materia de solvencia técnica, económica, financiera y de recursos humanos por parte de la Junta Consultiva del Ministerio de Hacienda. ACTUALIA posee la clasificación empresarial D otorgada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

La nueva clasificación empresarial posiciona a ACTUALIA como empresa líder del sector.

QUEREMOS AYUDARLE

Actualia es la garantía de su bienestar.