En: Control de plagas0

La madera, al contener celulosa, es fuente de nutrición para xilófagos (hongos, carcomas y termitas). Para evitar la infestación de estos tipos de plagas de los muebles o estructuras es necesario realizar tratamientos de control de plagas en la madera.

Los tratamientos de madera son varios, aunque destaca el sistema de inyección, de cebos y tratamientos de barreras químicas, con el fin de eliminar termitas y carcomas.

Tratamientos de madera: sistema de inyección

Los técnicos de sanidad ambiental examinan las zonas afectadas para evaluar la gravedad y localización de la plaga. El material afectado que haya perdido su capacidad mecánica debe desecharse y sustituirse por otro nuevo, por motivos de seguridad.

Es entonces, cuando se inicia el tratamiento de madera por inyección, mediante un taladro con insecticida y funguicida que se aplica en las zonas requeridas. También se crean barreras aislantes en los muros y suelos cuando la situación lo requiere.

 

Tratamientos de madera: sistema de cebos

El tratamiento de madera contra chinches y termitas más ecológico es el sistema de cebos. Consiste en la instalación de estaciones de control donde se detecta actividad de xilófagos. Los cebos alimenticios actúan directamente en el organismo de los insectos, alterando su proceso de muda y debilitándolo contra los depredadores naturales.

 

Tratamiento de la madera: barreras químicas

El objetivo del tratamiento de la madera mediante barreras químicas es el aislamiento de los xilófagos. Para ello, se realizan orificios en el perímetro de la edificación donde se inyecta insecticida a presión. El mismo proceso es aplicable a vigas o marcos de madera. Así se mantiene alejado al insecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...