La necesidad de realizar actuaciones de control de plagas en Alicante es similar a la demandada en Valencia. El servicio de extinción de cucarachas es el más realizado, según la demandad de los clientes. El clima cálido y la humedad que desprende el Mar Mediterráneo favorecen su anidación.

 

 

Además, en la zona hay un elevado número de roedores, al igual que prácticamente todo el territorio nacional. Por ello, la desratización es una de las actividades de sanidad ambiental más abordadas por esta delegación.

 

Localidades alicantinas sufren las consecuencias de la especie invasora del picudo rojo, que a lo largo del año enferman palmeras hasta secarlas, sobre todo en el palmeral de Elche.