Los servicios más demandados de control de plagas en Badajoz son la desratización y desinsectación por cucarachas, y en menor medida, mosquitos y chinches.

 

El problema de roedores y cucarachas se deben a la suciedad acumulada, consecuencia de la actividad humana del día a día en la ciudad. Los residuos, sobre todo orgánicos, sirven como fuente de alimento para los animales. Además, desechos de otro tipo, son utilizados por estas plagas para la construcción de nidos.

 

 

Los bajos de los edificios, así como parques y red de alcantarillados, proporcionan un ambiente extraordinario para que estas plagas aniden, ya que ofrecen espacios relativamente húmedos, oscuros y templados, favorecidos por la presencia del río Guadiana. Extremando los tratamientos de control de plagas en Badajoz se evita la presencia de animales indeseados que merman la salubridad de la sociedad, al ser considerados vectores de enfermedades.

 

Las plagas de mosquitos están presentes estacionalmente. En los meses de calor incrementan su actividad al tener un clima adecuado y la presencia de cubos o contenedores de basuras, jardines en flor y balsas o agua estancada. Cuando los consejos de los profesionales en sanidad ambiental no minimizan la presencia de los mosquitos se deberán contratar los servicios de control de plagas.

 

Las chinches han vuelvo después de su tiempo erradicadas. Ahora proliferan con rapidez, siempre que no se controle la plaga a tiempo. Su eliminación es especialmente complicada porque los insecticidas corrientes no extinguen las chinches, en ocasiones las esparcen, masificando los ejemplares. Es necesaria la intervención de profesionales del sector que estén especializados en la eliminación de chinches. ACTUALIA pone a su disposición profesionales cualificados de sanidad ambiental que garantizan su exterminio.