En: Servicios de Control de Plagas0
uso del dron en el sector de la sanidad ambiental

Después de aprobar el uso civil de los drones o vehículos aéreos no tripulados, se han incorporado en diversos campos de la vida laboral, paulatinamente, haciéndose, en ocasiones, imprescindibles. También han llegado al ámbito del control de plagas, donde se usan los drones para combatir la procesionaria del pino.

Las larvas de la procesionaria del pino se desarrollan en árboles de gran altura, como son los pinos, abetos y cedros; por lo que su localización no es sencilla. Habitualmente, se emplean grúas para identificar los bolsones o aplicar el tratamiento, que en muchas ocasiones se emplea masivamente sobre los árboles afectados, por si en el proceso de inspección no se hubieran detectado absolutamente todos los focos de procesionaria. Sin embargo, el uso de drones para combatir la procesionaria del pino ha supuesto un avance en la metodología de trabajo, porque los técnicos localizan rápidamente cada plaga, por escondida que se encuentre. Y posteriormente, aplican el tratamiento únicamente en la zona de riesgo, consiguiendo un menor impacto ecológico.

¿Cuándo emergen la plagas de procesionaria del pino?

Generalmente, estas plagas empiezan a emerger de febrero a mayo, periodo en el que mejoran las temperaturas invernales y las orugas descienden de los árboles para iniciar el proceso de pupación, que las convertirá en mariposas. Los pelos de las orugas son urticantes que provocan reacciones alérgicas afectando al oído, nariz, ojos o garanta de las personas y animales. De hecho la procesionaria del pino y los perros son incompatibles, porque la plaga puede provocar la muerte del animal si la huele o la ingiere.

Por tanto, el uso de drones para combatir la procesionaria del pino facilita la labor de los profesionales quien son los únicos que extinguen la plaga con éxito con el uso de feromonas, barreras físicas o productos químicos. El método escogido dependerá del estado del ciclo biológico en el que se encuentre el animal, las condiciones ambientales o la preocupación del impacto ambiental que tenga la empresa.

ACTUALIA es una empresa sostenible, por lo que siempre escogerá la medida que salvaguarde la fauna y flora de la zona afectada. Hay que proteger el medio ambiente y parte de la tarea es minimizar las plagas que generen daño al nivel óptimo de biodiversidades del entorno, y el caso de los drones para combatir la procesionaria del pino ayuda a ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...