En: Servicios de Control de Plagas0
mosquito tigre posado sobre un brazo humano

¿El virus Zika representa una amenaza real para la población? Probablemente, dejará de ser noticia destacada en los medios. Mientras esto ocurre, zoólogos especializados en mosquitos se reúnen para estudiar la realmente temida enfermedad causada por el mosquito tigre: chikunguña. Los expertos prevén que el chikunguña se expanda por Europa, con la misma intensidad que está haciendo por América, que llegó en 2013 y ya es residente de gran parte del Caribe.

Existen dos especies de mosquitos tigre: El Aedes aegypti originario de África y habituado a climas cálidos y el Aedes albopictus nativo de Asia que está conquistando el mundo debido a su capacidad de adaptación a diversos climas. Además, puede transmitir las mismas enfermedades que su homólogo Aedes aegypti.

El mosquito Aedes albopictus ha estado adaptándose a lo largo de las últimas décadas por lo que se esperan poblaciones resistentes y numerosas en Europa. Este hecho ya sucedió en la isla de la Reunión donde existía sólo el albopictus y no debía ser capaz de generar chikunguña, transmisión más frecuente del vector aegypti. Sin embargo, el presente mutó y creó una epidemia.

 

Síntomas de contagio por chikunguña

Los síntomas de la chikunguña son similares al del dengue: fiebre alta, erupciones y dolor articular. Aunque los síntomas son más graves y persisten incluso después de eliminar el virus. El 66% de los afectados por el vector en Italia del 2007 todavía presentaban los síntomas un año más tarde.

Actualmente, las poblaciones reproductoras perennes del vector albopictus se localizan en gran parte de Europa hasta llegar a la altura de Nueva Jersey. No es descabellado pensar que su adaptación les lleve a mejorar la especie y que las cepas de chikunguña muten para seguir conquistando el mundo.

Desde ACTUALIA, expertos en control de plagas domésticas, recomendamos controlar la población de mosquitos mediante tratamientos especializados y acciones domésticas para evitar al insecto, como no acumular agua en maceteros, estanques, neumáticos, regaderas y otros utensilios del día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...