En: Servicios de Control de Plagas0
investigan los hábitos del picudo rojo

El picudo rojo es uno de los tipos de plagas invasoras, que se introdujo en España en los años ’90, en Granada, concretamente. Desde ese momento se han invertido muchos recursos a la erradicación y control de plagas del animal.

Irene García, titulada en Ciencias Ambientales por la Universidad Miguel Hernández de Elche, cuenta a ACTUALIA su experiencia en el periodo de colaboración en la cría de éste, con el fin de investigar el ciclo biológico del animal, y sacar conclusiones que ayuden a su eliminación.

Irene G. recuerda que el gorgojo ataca principalmente a las palmeras de la especie P. Canariensis, aunque también se ve afectada P. Dactylifera. Éstos coleópteros se sientan atraídos por el olor que desprende la palmera o por sustancias que segregan los propios individuos de su misma especie. Según las investigaciones propias de la licenciada, el ciclo biológico del picudo rojo dura en torno a 3-4 meses.

Durante la cría del animal en el laboratorio, los situaban en unas cámaras con unas condiciones de humedad y temperatura determinadas, semejantes a las que encontraría en el medio natural. Localizaban a la hembra junto al macho, ambos ubicados en un tarrito de plástico, compuesto por papel absorbente y manzana, que además de alimentarse de ella les servía para depositar los huevos. Posteriormente, los tarros eran examinados cada 3 días, y los huevos hallados depositados en placas Petri, a las que previamente se les ha provisto de una papilla compuesta por productos de herboristería y antibióticos.

Los huevos eclosionan entre 3-5 días después del experimento, y aproximadamente a la semana las larvas se cambian a otro recipiente más grande que también contenían papilla, para engordar al animal. Transcurridos unos días se trasladaban a otro que depósito con caña de azúcar, donde realizaban la pupa. Pasadas unas semanas, los individuos adultos salían de la pupa y eran de nuevo trasladados a los tarros junto a otro individuo, para comenzar de nuevo el ciclo. Según Irene, es imprescindible que tanto los tarros como los recipientes contengan la fecha de cambio de papilla, así como los individuos que contienen.

El error que confirmó la resistencia del picudo rojo

Un error de campo ayudó a plasmar la resistencia del picudo rojo. En el laboratorio, por error se congelaron varios recipientes con individuos en estado larvario durante 24 horas, se depositaron durante unas horas en la cámara y se comprobó que sobrevivieron más del 90% de los individuos. Además de este hecho, cabe señalar que casi el 80 % de los huevos logró eclosionar de manera satisfactoriamente. La realización de todos estos procesos de investigación requieren una exhaustiva limpieza de laboratorios, con el objeto de evitar la contaminación de las muestras.

Actualmente, entre los tratamientos disponibles, se investiga la reacción con el del hongo autóctono Beauveria bassiana, que logra casi el 75% de la erradicación de esta plaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...