En: Servicios de Control de Plagas0
orugas urticantes de procesionaria del pino

Las temperaturas primaverales de inicios de año adelantan la llegada de la oruga procesionaria del pino, tal y como indica la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA). Durante el mes de enero ya se han empezado a ver orugas urticantes bajando de los árboles para cerrar su ciclo biológico.

La aparición prematura de grandes bolsones en los árboles de los parques y los jardines de la Comunidad Valenciana, Extremadura y Andalucía son, hasta el momento, los más afectados. Este hecho, está desencadenado por el cambio climático donde los otoños son más cálidos, y con ello, se expande y acelera el ciclo biológico del Thaumetopoea pityocampa. Además, cabe destacar un aumento de temperatura y una escasez de lluvias.

El peligro de la Procesionaria del Pino

La plaga puede resultar peligrosa para el ser humano y mortal para las mascotas, afectando con más ahínco a los perros. Por tanto,  la proliferación de la plaga incrementa los riesgos de las personas de sufrir dermatitis, reacciones alérgicas, urticarias, lesiones oculares; asimismo, puede suponer pérdidas medioambientales y económicas.

Desde ACTUALIA, como expertos de Control de Plagas, recomendamos aplicar durante los meses de junio y julio los tratamientos contra la plaga de procesionaria del pino, ya que será posible hacer uso de un sistema de control que no afecta sobre la fauna y la flora. En el caso de que no se haya realizado el tratamiento durante los meses de calor, podría hacerse de septiembre a noviembre, pues la aplicación del insecticida actúa selectivamente sobre esta plaga. Sin embargo, si no se han realizado los tratamientos durante el segundo semestre del año, ya habrán aparecido los bolsones y la oruga estará descendiendo de las copas de los árboles para enterrarse. En este caso, la única opción es utilizar tratamientos agresivos que eliminan la plaga, pero también erradica fauna que entra en contacto con ellos.

Las medidas de protección y vigilancia deben tomarlas los particulares propietarios de solares con pinos; así como las administraciones públicas que obedecen a los cuidados de las zonas públicas. Pida presupuesto gratuito a expertos de Sanidad Ambiental con experiencia en la erradicación de la plaga procesionaria del pino, tanto a clientes particulares como al sector público.

Los pelillos de la oruga son la causa de las alergias e irritaciones; para entrar en contacto con ellos no se precisa tocar al animal, ya que si se sienten amenazados los lanzan al aire como medida de protección. En cuanto a las mascotas, sí requieren el contacto directo para verse gravemente en peligro. Sus síntomas son inflamación del hocico y cabeza, salivación excesiva y picores en zonas afectadas; cuando ingieren la oruga, el mal es mayor: necrosis de lengua y garganta, con la consiguiente la asfixia del perro si no se trata a tiempo ese contacto directo con la procesionaria del pino.

¿Cómo frenar la Proliferación de la Procesionaria del Pino?

técnico Actualia fumigando contra procesionaria del pino

Los propietario de solares con pinos deberían sistematizar los tratamientos de prevención y control de la especie durante los meses de junio o julio, o en su defecto, cuando aumenten las temperaturas después del invierno emergerán los bolsones en la copa de los árboles y las orugas urticantes iniciarán su bajada para enterrarse. Por tanto, si no se trata en su debido tiempo, con toda seguridad aparecerá la plaga.

Los expertos de control de plagas ACTUALIA contamos con un amplio repertorio de métodos de control y prevención de la especie, como instalación de barreras físicas, trampas feromonas, inyecciones en los troncos, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...