En: Servicios de Control de Plagas0
dos picudos rojos sobre las hojas de palmeras

El picudo rojo, al carecer de depredadores naturales en la Península Ibérica, anualmente amplía la población, arruinando las palmeras de España y Portugal. Hasta el momento, el grueso de los tratamiento de control de plagas del picudo, “la más devastadora de los árboles y palmeras ornamentales de toda la zona mediterránea”, explica Barbado a Efe, se basaban en la combinación de duchas a la copa con fitosanitarios e insecticidas y la inyección al tronco.

 

La falta de una garantía de éxito para estos tipos de plagas dio lugar a que una empresa cordobesa a buscara una solución alternativa, más eficaz y ecológica.

El resultado es Ynyect, un dispositivo que se aplica al tronco de la palmera, permitiendo que el fitosanitario entre directamente en la palmera y se difunda desde el tronco a las hojas con el fin de acabar con el picudo rojo, una plaga que “no da tregua y acaba siempre con la muerte de la palmera”, indica Barbado. El nuevo tratamiento, Ynyect, se ha exportado a países como Bahrein, Israel y Estados Unidos.

Ynyect es un producto revolucionario al necesitar sólo tres o cuatro intervenciones, es decir,  inyecciones al tronco, bien se trate de tratamiento preventivo o curativo. Minimiza el efecto de los fitosanitarios, favoreciendo al medio ambiente y a la salud humana. Además, es más económico que otros tratamientos, sobre todo para el público particular que presenta los jardines infestados en su vivienda.

“Hasta el momento, la única opción que tenía aquel que tuviera una palmera en su jardín era fumigar a la copa una vez al mes, algo inviable económicamente, y muy tedioso, porque había que ir cada mes al punto de venta, y porque los resultados no siempre estaban garantizados”, indica Barbado mientras prueba el nuevo tratamiento en un jardín particular.

 

Opinión acerca del producto para eliminar el picudo rojo

El propietario de este jardín particular, destaca como usuario que el producto le ha aportado sobre todo tranquilidad al manipularlo y por la eficacia que conlleva. “Es una tecnología que ha propuesto una evolución en el sector, como cuando se pasaba de lavar a mano a un lavavajillas, porque supone un ahorro en producto, un menor uso de los fitosanitarios, y una forma mucho más específica, sobre todo sin ningún tipo de emisión al entorno”, añade Barbado.  Concluyendo, el producto ofrece una manera más simple y segura de aplicar el productoque beneficia la salud del consumidor y la de la familia.

Fuente: DCERCA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...