En: Desinfección0
calidad del agua embotellada

¿Llegaremos a beber algún día el agua que una vez fue orín? Actualmente, ningún país desarrollado considera la desinfección y potabilización de aguas residuales como una alternativa viable para garantizar la calidad del agua. Sin embargo, los recursos del planeta son finitos,  la población crece paulatinamente y el clima no facilita la abundancia de agua.

Las primeras investigaciones para potabilizar el agua residual se inician en Europa, España colabora activamente.

 

Finalidad de la depuración de aguas residuales

Hasta el momento, la depuración de aguas residuales se destina al riego y limpieza urbana, pero el nuevo proyecto destina más de un millón de euros a potabilizar este líquido. Su consecución “consiste en retirar los iones que el agua lleva disueltos y que no se eliminan en el proceso normal de depuración”, según Carlos Macías, director técnico de Nanoquimia.

Esos iones son sales disueltas y moléculas orgánicas e inorgánicas que permanecen en el agua tras someterse a una primera depuración. Para retirarlos y lograr potabilizar el líquido, se sumergen electrodos para retener esos iones. A partir de ahí, el éxito del proyecto dependerá de la cantidad de agua que se pueda tratar.

Las investigaciones presentes aún no pueden determinar el volumen de agua potable que se podrá obtener, aunque pretenden que se registren capacidades similares a las desaladoras actuales. Además, “sería mucho más barato, porque el gasto energético para desalar agua de mar es muy elevado”, matizan desde una de las empresas participantes.

 

Fuente: 5 Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...