En: Desinfección0
los ácaros afectan a la calidad del ambiente interior

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la contaminación ambiental es responsable del 1,4% de las defunciones mundiales. En los países desarrollados los combustibles fósiles para cocinar y calentarse son las partículas que más afectan, negativamente, a la calidad del ambiente interior (CAI). Sin embargo, los ácaros del polvo volatilizan partículas alérgenas que merman el CAI.

La alergia a los ácaros en niños se incrementa, aunque cabe aclarar que éstos por si mismos ni muerden ni transmiten enfermedades, pero sí desprenden alérgenos que despiertan cuadros patológicos severos en algunas personas, sobre todo durante la infancia y vejez. Este hecho sucede cuando las heces fecales de los ácaros del polvo quedan en suspensión y, en consecuencia, entran en contacto con la mucosa nasal o bronquial de los huéspedes del hogar. Estos animales son más frecuentes en zonas de costa, debido al incremento de humedad ambiental, como el litoral cantábrico, andaluz, la cuenca mediterránea y el archipiélago canario. No obstante, en los climas secos también tienen presencia, por lo que se recomienda extremar las labores de limpieza independientemente de la zona climática que incida.

Los arácnidos comentados se engloban en multitud de especies, pero las más comunes son Dermatophagoides farinae, Dermatophagoides pteronyssinus y Euroglyphus maynei. Las tres son frecuentes en ambientes con un nivel de humedad del 75 al 80% y temperatura superior a los 21ºC. En consecuencia de ello, en España abundan y, en consecuencia, merman la calidad del ambiente interior.

Según los estudios, del 50 al 80% de los casos de asma se deben a los ácaros del polvo. Éstos se alimentan de las escamas de la piel, las cuales abundan en la ropa de cama, por lo que las habitaciones son los principales focos de presencia. Sin embargo, habitan todos los lugares, siendo un factor decisivo en el síndrome del edificio enfermo (SEE).

El SEE genera un malestar y enfermedades en los huéspedes del edificio debido a unos niveles inadecuados de humedad, ventilación y temperatura, lo cual incide en la productividad laboral.  No obstante, un tratamiento para los eliminar los ácaros realizado por expertos en Sanidad Ambiental podría generar una mejora de la calidad del aire interior. Desde ACTUALIA ofrecemos una solución personalizada a sus problemas determinados, ofreciéndole un servicio, un conjunto de ello o simples recomendaciones, según sus necesidades concretas.

Agentes biológicos implicados en CAI

Las bacterias, los hongos y los ácaros son los agentes biológicos que más influyen en una mala calidad del aire interior, aunque también destacan las toxinas, las partículas de desecho los microorganismos fragmentos o los virus, entre otros. La presencia de estos agentes en altos niveles puede generar enfermedades como la legionelosis, infecciones o alergias, suponiendo una merca de la calidad de vida.

Con el fin de evitar los males, los edificios de pública concurrencia u oficinas con presencia de instalaciones de más de 70kw de potencia térmica deben obligatoriamente realizar una revisión anual en materia de CAI.

Desde ACTUALIA ofrecemos el servicio de auditorías CAI, centradas en la evaluación y la validación del cumplimiento legal. Además, en caso de no disponer de los niveles requeridos, diseñamos una estrategia que subsane las causas de peligro, garantizando así, el cumplimiento con la normativa. ¡Pida gratis presupuesto sin compromiso!

El fabricante es el responsable del cumplimiento de los requisitos legales del producto ante la Administración y ante los consumidores. Este cumplimiento está avalado por una certificación que garantiza el cumplimiento de las exigencias legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...