En: Noticias de Medio ambiente0
servicio de medio ambiente

Las altas temperaturas que asolan durante el verano, la escasa lluvia y la irresponsabilidad humana con respecto al medio ambiente, hacen más propicios los incendios. No es sencillo recuperar un terreno que ha sufrido un incendio.

Los suelos incendiados deben volverse a preparar para agilizar su recuperación. La primera labor es arreglarlo para que en época de lluvias no se siga erosionando. La presencia de vegetación actúa como manto protector entre el suelo y la lluvia, evitando las inundaciones, pérdida de nutrientes o semillas enterradas.

La preparación de un drenaje natural es imprescindible, aunque si no es posible se pueden construir pequeñas presas y diques.

En segundo lugar hay que retirar la madera quemada para evitar su putrefacción y, como consecuencia, atracción de plagas de insectos. Sin embargo, no se deben retirar todos los arbustos y ramas muertas porque pueden funcionar como protección del terreno. Por tanto, la tarea debe llevarse a cabo por un especialista.

 

¿Quién realiza la reforestación después de un incendio?

El último paso es la reforestación. Según la extensión y tipo de terreno se deciden cuántos árboles se deben plantar por hectárea, así como la especie. El ingeniero forestal debe realizar la tarea, teniendo en cuenta la fauna autóctona de la zona.

 

Fuente: Ecologiaverde.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...