En: Noticias de Seguridad Alimentaria0
utensilios de cocina influyen en la seguridad alimentaria

Las bacterias son los patógenos más habituales en la contaminación de alimentos, aunque no son los únicos. Virus, mohos y levaduras también son contaminantes alimenticios, de los que hay que cuidarse para mantener la seguridad alimentaria.

Las bacterias pueden producir una infección e intoxicación. La primera se produce por la ingesta de alimentos contaminados con bacterias vivas que entran en el huésped y provocan la enfermedad. Sin embargo, la segunda, se produce al ingerir alimentos ya contaminados por bacterias. Ambas reacciones se manifiestas con problemas gastrointestinales.

 

Alimentos más proclives a la contaminación y bacterias más comunes:

Salmonella

Alimentos más comunes:

  • Los huevos crudos. Recomendamos no lavar los huevos.
  • Aves crudas o poco cocinadas.
  • Alimentos ya elaborados que se dejan a temperatura ambiente durante varias horas.

 

E.Coli

Alimentos más comunes:

  • Carne de res cruda o poco cocinada.
  • Productos frescos crudos.
  • Leche cruda.
  • Jugos de fruta sin pasteurizar.
  • Agua contaminada o sin un adecuado tratamiento de potabilización.

 

Campylobacter jejuni

Alimentos más comunes:

  • Carne de pollo cruda o poco cocinada.
  • Leche sin pasteurizar.
  • Agua sin un adecuado tratamiento de potabilización o contaminada.
  • Pescado crudo o poco cocinado.

 

Listeria monocytogenes

Alimentos más comunes:

  •  Alimentos refrigerados.
  • Alimentos listos para consumir a base de carne de res, pollo o pescado.
  • Leche cruda.
  • Quesos blandos.
  • Verduras con un excesivo almacenamiento en origen.
  • Productos en conserva o ahumados.

 

Shigella

Alimentos más comunes:

  •  Productos lácteos.
  • Carne de res y de pollo.
  • Ensaladas.
  • Frutas y verduras crudas.
  • Ostras crudas.
  • Agua no potabilizada o contaminada.

 

Staphylococcus aureus

Alimentos más comunes:

  • Alimentos cocinados ricos en proteínas: jamón cocido, carne de ave.
  • Productos de pastelería (sobre todo los rellenos de crema).
  • Productos lácteos.
  • Ensaladas.

 

Yersinia enterocolítica

Alimentos más comunes:

  •  Carne de res.
  • Pescado.
  • Marisco crudo.
  • Productos lácteos.
  • Productos frescos.
  • Agua no potabilizada o contaminada.

 

Recomendaciones generales

  • Evitar contaminación cruzada, es decir, no mezclar carne cruda con alimentos ya cocinados.
  • Asegurar una correcta higiene de las tablas de cortar, utensilios, platos, etc.
  • Mantener una cuidadosa higiene del frigorífico.
  • Asegurar una correcta cocción de los alimentos.
  • Desinfectar los vegetales que vayan a consumirse crudos o bien lavarlos con abundante agua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...