En: Noticias de Seguridad Alimentaria0
radiografía del sistema digestivo

La comunidad microbiana que vive en nuestro tracto digestivo ayuda en la digestión de alimentos, proporcionando nutrientes esenciales, protegiendo de bacterias dañinas, además de servir como defensa inmunológica. Un estudio del Food Research Institute investiga cómo habitan las bacterias beneficiosas en nuestros intestinos y su función de disuadir a los agentes malignos.

 

La comunidad microbiana favorece la digestión

La comunidad microbiana que vive en el tracto digestivo, microbiota intestinal, está formada por millones de bacterias de diversas especies. El cambio en el equilibrio entre ellas está relacionado con enfermedades inflamatorias del intestino, entre otras.

Las células que recubren el tracto digestivo, y especialmente, la capa de moco protector que estas producen y que las cubre, son vitales para mantener el equilibrio. La capa protectora es una capa firme cuya función es prevenir que las bacterias ataquen el organismo y una capa más flexible, que proporciona un hábitat necesario para los microorganismos.

Investigaciones previas predecían que las bacterias han desarrollado adhesinas en su superficie celular, formada por azúcares, que les permiten unirse al moco.

Sin embargo, ha sido Nathalie Juge, investigadora del Foof Research Institute (FRI), quien demostró que las bacterias intestinales, efectivamente, presentan proteínas para unirse al moco. Ésta, sigue investigando la interacción entre las proteínas de unión al moco y éste.

 

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...