Analíticas calidad aire
Analíticas calidad aire

Analíticas calidad Aire

Control y mantenimiento relativo a la calidad del aire interior.

Contacta con nosotros

Contacta y recibe más información o pide presupuesto sin compromiso.

O llámanos al
671 093 446 / 900 649 140

Operaciones de Mantenimiento de calidad de aire interior.

Las operaciones de mantenimiento relativas a la calidad de aire de interior (tabla 3.3 Operaciones de mantenimiento preventivo y su periodicidad) del RITE establece la obligatoriedad de las siguientes revisiones:

  1. Revisión de la Red de Conductos según criterio de la norma UNE 100012:t (se debe realizar una vez por temporada o al año).
  2. Revisión de la Calidad Ambiental según criterio de la norma UNE 171330:t (se debe realizar una vez por temporada o al año).

En las revisiones se analiza el estado higiénico-sanitario de los equipos de climatización (25% de los existentes) y el control de la calidad del aire interior mediante análisis físico-químicos y microbiológicos.

A tal efecto las analíticas que se deben realizarse por cada una de las normas son las siguientes. Hemos querido también referenciar algunas características de los elementos a medir así como su impacto para la salud si no se controla adecuadamente.

 

  1. Bacterias en superficie (ufc/25 cm2).
  2. Hongos en superficie (ufc/25 cm2).
  3. Materia Particulada (mg/100 cm2).
  1. Parámetros Obligatorios:
    1. Temperatura (°C)
    2. Humedad (%): Se trata de un parámetro relevante en el desarrollo y multiplicación de microorganismos, el exceso de humedad favorece la multiplicación de microorganimos.
    3. CO2 (ppm): En concentración muy elevadas conduce a la esfixia por desplazamiento del oxígeno, una excesiva exposición (concentración superior a 5.000 ppm) pueden causar dolor de cabeza, falta de concentración, mareos y problemas respiratorios.
    4. CO (ppm): Provoca asfixia de las personas expuestas ya que impide la oxigenación de la sangre.
    5. Partículas en Suspensión (PM2,5) (µg/m3): Son contaminantes dispersos en el aire en forma de aerosoles (líquidos o sólidos), según su origen pueden clasificarse según su origen en biológicas, radiactivas, minerales y de combustión. Las principales fuentes de partículas en el exterior son el tráfico rodado, especialmente vehículos diésel. El tamaño se expresa en micras. Algunos de los efectos más comunes son la irritación de ojos y vías respiratorias, agravamiento de episodios asmáticos y de enfermedades cardiovasculares y aumento de la frecuencia del cáncer de pulmón a largo plazo.
    6. Conteo partículas (0,5 µm) (partículas/m3)
    7. Conteo partículas (5 µm) (partículas/m3)
    8. Bacterias en suspensión (ufc/m3): Se transmite en ambientes interiores a través del aire en forma de aerosoles. Pueden generar enfermedades infecciosas, alérgicas y tóxicas.
    9. Hongos suspensión (ufc/m3): La fuente habitual de contaminación es el medio ambiente exterior, introduciéndose en el interior de los establecimientos mediante las personas, polvo, etc. Pueden provocar malestar, incapacidad de concentración, fatiga, dolor de cabeza hasta enfermedades graves que afectan a los pulmones.
  2. Parámetros Complementarios (estos parámetros no deben determinarse obligatoriamente, pero el Técnico Superior (TSCAI) debe justificar en cualquier caso la necesidad o no de medir los parámetros complementarios en base a las características del edificio a inspeccionar):
    1. Iluminación ambiental: Debe existir unas condiciones de visibilidad adecuadas para desarrollar sus actividades sin riesgo para su seguridad y salud.
    2. Ruido ambiental: Los niveles de ruido suelen estar por debajo de los 80 dBA, a partir de este valor se deberá actuar para prevenir el riesgo de pérdida de audición de los trabajadores.
    3. Campo eléctrico y electromagnético: La intensidad de los campos que influyen en el interior de un edificio dependerá de factores como la distancia a la que se encuentran las líneas de suministro de la zona, número y tipo de aparatos eléctricos que se utilicen y la configuración y situación de los cables eléctricos.
    4. Electricidad estática
    5. Formaldehído: En el interior de los edificios puede estar presente en la estructura de las instalaciones y mobiliario de los edificios modernos. Al ser un gas se inhala y se absorbe por contacto con la piel. Provoca irritación de la conjuntiva ocular y de la mucosa del tracto respiratorio superior e inferior.
    6. Ozono: En ambiente interior se origina por equipos que generan descargas eléctricas. Debido a su poder oxidante produce irritación del tracto respiratorio y de los ojos, tos, dificultades respiratorias, etc.
    7. Compuestos orgánicos volátiles (COVs): Presentes en la composición de resinas, barnices, pinturas, productos para el tratamiento de muebles, moquetas, alfombra, etc. Son potenciales irritantes de piel, ojos y tracto respiratorio y el 25% podrían ser cancerígenos.
    8. Análisis del confort térmico según la Norma UNE-EN ISO 7730
    9. Fibras en suspensión (amianto, fibra de vidrio, etc.)
    10. Olores: Entre los efectos adversos ocasionados por la presencia de olores en un ambiente interior se encuentran efectos somáticos difícilmente justificables. Entre los síntomas están el dolor de cabeza, vómitos, náuseas, perdida de memoria, problemas de concentración, etc.
    11. NO2 (ppm): Su presencia está relacionada con la queda de combustibles, procesos industriales, calefacciones, estufas y cocinas de gas y el humo del tabaco. Produce irritación en el tracto respiratorio superior y en los ojos. Exposiciones prolongadas pueden producir edema pulmonar.
    12. SO2 (ppm): Principalmente su produce por la quema de combustibles fósiles que contienen azufre (carbón). Provoca irritación de mucosas sobre todo ojos, nariz y garganta y es causante de enfermedades respiratorias como broncoconstricción y bronquitis.
    13. Gas radón: Entra en los edificios a través de fisuras, puertas, ventanas y el agua procedente de aguas subterráneas. El principal efecto adverso derivado de la inhalación de radón y en especial de sus productos de desintegración es el riesgo de cáncer de pulmón.
    14. Amianto: Es el nombre común de un grupo de minerales de origen natural constituidos por silicatos de hierro, aluminio, magnesio y calcio, cuyas fibras son muy fuertes y resistentes al calor. Podemos encontrarlo en elementos estructurales (paredes, fachadas, suelos de linóleo, etc.), recubrimientos y pinturas texturizadas, placas prefabricadas, fibrocemento (tuberías, canalones, tejados, depósitos de agua, jardineras), conductos de ventilación, cortafuegos, etc. Las fibras de amianto están clasificadas como carcinógeno de categoría 1 por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC).

 

Contacta con nosotros

Contacta y recibe más información o pide presupuesto sin compromiso.​

O llámanos al 671 093 446 / 900 649 140

Analíticas calidad Aire

Control y mantenimiento relativo a la calidad del aire interior.

Déjanos tu teléfono

Contactaremos contigo en un plazo máximo de 24 HORAS.

Contacta con nosotros

Deje sus datos. Contactaremos contigo en un plazo máximo de 24 HORAS.