En: Normativas0
producto glisofato

La Comisión Europea tenía previsto reunirse en Bruselas para decidir si el permiso de comercialización del Glifosato, herbicida más usado del mundo y con posibles efectos cancerígenos, con vencimiento a finales de junio del 2016, debe prolongar su uso 15 años más. Sin embargo, la votación se aplazó ante la advertencia de varios países miembros de que su postura iba a ser contraria.

 

La postura de España en la votación aplazada en Bruselas es una incógnita. No sucede lo mismo con Suecia, Francia y Holanda que públicamente se han posicionado negativamente. También Italia, ya que su ministro de Agricultura, Maurizio Martina, adelantó en Twitter que su postura en a la prórroga de la autorización sería negativa.

¿Qué es el Glifosato? ¿Para qué se utiliza?

El Glifosato es un ‘herbicida total’, destinado a eliminar las malas hierbas de los cultivos agrícolas, jardines públicos, líneas del ferrocarril o cunetas de carreteras. Es el herbicida más utilizado en el mundo, con un volumen de ventas muy superior al de la competencia.

En España su uso fue autorizado en 1974 y desde entonces se ha generalizado su uso, hasta que en 2012 la normativa prohíbe la aplicación en recintos escolares, jardines públicos, zonas de acuíferos o campos deportivos.

 

¿Por qué se debate su uso?

En marzo del 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó del potencial cancerígeno del Glifosato, desde entonces hay detractores a su uso. Sin embargo, el estudio sólo incluyó el herbicida en la misma categoría que el café o la carne roja. Meses después de la publicación, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria concluyó que ‘no hay evidencias científicas’ del vínculo entre el glifosato y el cáncer. Estas averiguaciones han dado lugar a dos posturas: favorables y contratias al uso del Glifosato.

Con el fin de esclarecer las opiniones, la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) se ha comprometido a hacer un estudio en profundidad sobre los efectos del glifosato en la salud humana, un trabajo que no concluirá hasta finales de 2017. Quizá con los nuevos resultados la opinión científica se unifique y de forma unánime se decida si renovar o cesar el uso del herbicida más usado del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...