En: Servicios de Control de Plagas0

El primer caso autóctono de chikungunya en España, notificado este verano de 2015 en la localidad valenciana de Gandía, ha disparado la alarma de la presencia del mosquito tigre en España, transmisor de esta y otras enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla. A pesar de que este insecto solo se desplaza volando unos 500 metros (como máximo), ha conseguido extenderse ampliamente por la geografía española, principalmente, a través del transporte.

Proveniente del sudeste asiático, el mosquito tigre apareció en España por primera vez en un municipio barcelonés de Sant Cugat del Vallés en el agosto del 2004. La hipótesis con más fuerza asegura que es uno de los tipos de plagas invasoras que entró al país mediante el transporte de neumáticos usados importados por carretera desde Asia y éste ha sido su billete para seguir expandiéndose. Actualmente, el mosquito tigre en España ha colonizado la costa mediterránea, y lo ha hecho en paralelo a la autopista A-7 que recorre el litoral de norte a sur.

El buen clima (temperatura cálida), las zonas muy pobladas y la movilidad son tres factores que incrementan la propagación del mosquito tigre en España. Además, es una especie que requiere de muy poca agua para criar, la cual suele estar estancada, por lo que cualquier lugar (un tiesto, un pequeño charco) puede ser propicio para su reproducción.

mapa de la expansión del mosquito tigre 2015

Por dónde se expande el mosquito tigre en España

Determinar la capacidad de infestación del mosquito tigre en España es fundamental para evitar que se produzcan brotes de enfermedades virales, causando graves problemas en la salud de las personas.  Por ello, debido a las consecuencias que puede acarrear el mosquito tigre en España, se han iniciado proyectos que requieren la colaboración ciudadana con el fin de conocer con exactitud su distribución real y controlar su expansión. Hasta el momento, gracias a los vecinos se ha detectado la presencia del mosquito tigre en ciudades de Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña, País Vasco, Andalucía y Baleares.

Además, los Mossos de d’Esquadra en Cataluña están colaborando con el CSIC llevando a cabo controles de tráfico en los que se inspecciona la presencia del mosquito tigre en el interior de los coches, ya que es uno de sus principales medios de expansión. Según las últimas estimaciones, este verano, podrían haberse movilizado en vehículos más de 800.000 mosquitos tigre.

Por su parte, las autoridades sanitarias tienen limitadas sus acciones en la lucha contra el mosquito tigre en España, pues se trata de una especie que, a diferencia del mosquito común, procrea en ámbitos urbanos y privados. Esta no es la única característica que le diferencia del resto, también su aspecto (tamaño de 2 a 10 mm con una línea blanca central que cruza la cabeza y el tórax longitudinalmente) y su modo de actuar ayuda a saber cómo es el mosquito tigre, el cual pica por el día.

Los inconvenientes para erradicar el mosquito tigre en España han hecho que las medidas se centren principalmente en realizar tratamientos de control de plagas, estudiando su localización con el objetivo de analizar la capacidad de infestación del mosquito tigre en España. El Centro de Investigación en Sanidad Animal, en colaboración con la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha iniciado un dispositivo de vigilancia del mosquito como posible vector de enfermedades.

Los expertos en control de plagas de ACTUALIA han estudiado, desde el primer momento,  la expansión del mosquito tigre en España con el fin de erradicarlo y evitar la aparición de una plaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...