En: Servicios de Control de Plagas0
insectos ayudan a resolver crímenes en bosques lúgubres

En varias ocasiones los insectos han sido considerados prueba definitiva para la policía en su labor de resolver un caso.

Esta actividad recibe el nombre de entomología forense, que es la ciencia que estudia los insectos asociados al proceso de descomposición cadavérica, lo que la convierte en una herramienta útil para esclarecer incógnitas que rodean a los cadáveres encontrados en circunstancias particulares.

Aplicación de la entomología a un homicidio real

El 4 de junio fue encontrado el cuerpo sin vida de una joven prostituta, en una zona rural del noroeste de los Estados Unidos. La autopsia reveló que había muerto por golpes en el cráneo.

Algunos testigos que conocían a la fallecida dijeron a la policía que la vieron por última vez el día 31 de mayo, acompañada por un sargento del ejército.

Los testimonios apuntaron al militar como posible asesino. Sin embargo, la hipótesis debía confirmarse. Para ello era determinante conocer con exactitud cuándo murió la prostituta, con el fin de establecer un vínculo entre la víctima y el sospechoso.

Los profesionales recogieron insectos presentes en el cadáver y en el lugar donde fue encontrado con el objetivo de analizarlos y descubrir la fecha exacta en que murió la joven.

Las pruebas corroboran que el homicidio fue el 31 de mayo, evidencia que permitió el arresto del sargento, que acabó confesando el crimen.

 

Vídeo de cómo insectos españoles resuelven asesinatos

Aquí dejamos otros casos reales donde la policía española solicita ayuda al personal del Museo Nacional de Ciencias Naturales para resolver casos. El Museo hace uso de los 60.000 tejidos almacenados y las 6.000 especies diferentes de muestras de ADN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...