En: Desinfección0
bacteria legionella vista microscopio

España es, por detrás de Francia e Italia, el país europeo donde más casos de legionelosis se notifican, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC)

¿Qué es la legionelosis?

La legionelosis es una enfermedad motivada por la bacteria de la legionella, un microorganismo presente en todos los hábitats acuáticos: aguas superficiales de lagos, ríos, estanques, e incluso aguas termales, entre otras. Las fuentes de principal riesgo se localizan allá donde se generan aerosoles y vapor de aguaLa legionelosis puede producir neumonía, que de no ser tratada a tiempo, puede llegar a saldar muertes.

 

¿Cómo llega a contagiar a las personas?

Sucede cuando la bacteria coloniza los sistemas de abastecimiento de las ciudades, y a través de la red de distribución de agua, se incorpora a los sistemas de agua sanitaria, ya sea fría o caliente. Posteriormente, se expande desde las instalaciones que puedan generar aerosoles, tales como duchas, condensadores evaporativos y las torres de refrigeración y las piscinas o bañeras de hidromasaje (spas y jacuzzis). Será entonces cuando se propaga por inhalación, pues es la única vía de contagio, nunca de persona a persona.

 

¿Por qué se llama legionelosis?

La primera epidemia notificada de legionella se data en 1976 en un hotel de Filadelfia, donde principalmente se hospedaban legionarios de América como asistentes a una convención estatal. Ellos fueron los más afectados y cuando descubrieron la dolencia la denominaron ‘enfermedad de los Legionarios’, como homenaje. Posteriormente, se denominó a la bacteria que provoca la enfermedad Legionellapneumophila y se varió la nomenclatura de la enfermedad a legionelosis.

 

¿Cuán peligrosa es la legionelosis?

Existen dos tipos de legionelosis: la fiebre de Pontiac, es la forma de legionelosis leve, con un periodo corto  de incubación (30-90 horas) y síntomas con duración de 2-7 días, similares a la gripe, como náuseas, dolores musculares, tos, cefalea y fatiga; la recuperación es espontánea sin tratamiento. Y la enfermedad del legionario, que sí causa neumonía grave que si no se trata debidamente puede generar la muerte.

 

¿Quiénes pueden contraer la enfermedad?

Cualquier persona de cualquier edad puede contagiarse. Sin embargo, afecta principalmente a las personas de edad avanzada o aquellas con su sistema inmunológico debilitado como consecuencia de una enfermedad o un tratamiento médico. Generalmente no se manifiesta en personas sanas.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Una vez la bacteria ha superado el periodo de incubación, de 2 a 10 días, se manifiestan los síntomas, siendo muy similares a los de la gripe: dolores musculares, dolor de cabeza, tos, fiebre alta, escalofríos y ocasionalmente diarrea. Las radiografías médicas del tórax confirman la neumonía.

 

¿Cuál es el tratamiento de cura?

Los antibióticos. El tratamiento comienza tan pronto se exteriorizan los síntomas, sin esperar la confirmación de legionella por medio de pruebas médicas.

 

¿Por qué es difícil de diagnosticar?

La legionelosis genera síntomas similares a la gripe y a otros tipos de neumonía bacteriana, por lo que la identificación de la presencia de la bacteria dependerá de la realización de pruebas médicas específicas, ya que aquellas rutinarias no localizan la bacteria.

 

¿Cómo se controlan los brotes?

Legionelosis es una enfermedad de declaración obligatoria en España y en resto de Europa, es por ello que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad obliga a las fuentes consideradas de riesgo a realizar tratamientos preventivos, tal y como refleja el Real Decreto 865/2003. Los expertos en desinfección de ACTUALIA aseguran el cumplimiento de la legislación y la prevención de la bacteria.

Fuente: www.dcerca.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...