En: Normativas0
logo ISO 14001 por certificadora SGS

España, más de 16.000 organizaciones poseen la certificación internacional ISO 14001 como sello de empresa responsable que gestiona su acción ambiental. La normativa está basada en el enfoque PDCA:

  • Planificar: Mediante una revisión medioambiental, identificar que afectará a la organización.
  • Hacer: Implementar planes de acción de gestión ambiental.
  • Verificar: Medir los procesos e informar de los resultados.
  • Actuar: Adoptar medidas de mejora que beneficien el medio ambiente.

En septiembre se publica una nueva modificación de la ISO 14001 que sustituirá a la del 2004. Las organizaciones que quieran sumarse a la normativa adquirirán la nueva ISO 14001:2015 y aquellas que posean la anterior tendrán que migrar. Tienen un periodo de tres años para adaptarse a la nueva norma.

El origen de esta normativa se data en los ’90 cuando ISO desarrollo la norma ambiental internacional publicada en 1996. En 2004 realizaron cambios menores en la ISO 14001 para alinearla con la ISO 9001 de Gestión de la Calidad. Ambas normativas todavía están interrelacionadas. De hecho, la modificación de la ISO 14001 se realiza y publica a la vez que la ISO 9001, que también variará en septiembre de 2015.

Serán consultores de medio ambiente debidamente cualificados, como los técnicos de ACTUALIA, quienes deben guiar y asesorar en las medidas a tomar para la consecución de la nueva ISO 14001:2015 publicada oficialmente en el mes de septiembre de 2015.

Cambios asociados a la nueva ISO 14001:2015

El cambio socioeconómico y el desarrollo de vida exige la revisión y modificación de la legislación nacional y europea, de ahí la publicación de la nueva ISO 14001:2015 y nueva ISO 9001:2015Ambas portan mejoras en el lenguaje, más accesible para las pymes y empresas de servicios y facilidad en la integración de los sistemas de gestión.

Además de lo expuesto, las novedades más relevantes de la modificación son las siguientes:

  • La ISO 14001 incita las mejoras ambientales que se le exige a las empresas, tal y como se está haciendo en el Reglamento europeo EMAS.
  • Mayor exigencia del cumplimiento legal y otros requisitos externos de carácter voluntario.
  • Incrementar la importancia  de la evaluación del riesgo.
  • Implicación de los grupos considerados de interés.
  • Incorporación de los principios de la norma  ISO 26000 con el fin de aproximar la gestión ambiental a la responsabilidad social empresarial.
  • Analizar el impacto ambientales para posteriormente implicar a la organización en mejorar los efectos nocivos sobre el medio.
  • La nueva ISO 14001 se moviliza para alinearse más al esquema europeo del Reglamento EMAS III, el cual porta una legislación más exigente y seguimiento de las tareas ambientales.

Las 16.000 empresas españolas con la normativa 14001 ponen al país el tercero en el ranking del número de empresas por país con la normativa europeo y el quinto en el mundial. España ocupa el tercer puesto de Europa con más empresas con esta normativa implantada;  y el quinto a nivel mundial. En total hay más de 300.000 organizaciones sumadas a la causa de la gestión ambiental.

La nueva ISO 14001:2015 es una guía de lo considerado buenas prácticas por un consensuo internacional, además de una manera de transmitir el compromiso con el medio ambiente. La posesión del título aporta un incremento de la cartera de grandes clientes que condicionan las acciones comerciales a la posesión de la ISO 14001. España es consciente de los beneficios que genera, por lo que conceptualiza cumplir con la normativa como una inversión de captación de clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...